El destino


¿Está escrito nuestro destino? Algunos piensan que sí, que todo cuanto hagas y a donde te conduzcan esos actos, es cosa del destino. Que cada uno tiene su camino particular al que sólo uno mismo puede acceder y que te lleva directo hacia el lugar que debes ocupar. Si un día sales a pasear y te atropella un camión ¿es cosa del destino? Si juegas a la lotería y te tocan varios millones ¿ha sido el destino quien ha elegido los números? Si un día de vacaciones, aburrido, con unas cuantas horas que no sabes en qué emplear, decides sentarte ante el ordenador y saludar a alguien en un chat ¿lo ha decidido el destino? Si ese saludo se convierte en una conversación, luego en una amistad y finalmente en una relación. Si mil doscientos kilómetros de distancia no significan nada. Si pasar unos días junto a alguien te bastan para saber que quieres pasar el resto de tu vida con esa persona. Si alejarte de todo lo que conoces para descubrir lo que realmente deseas conocer. Si con dos pequeños pasos coges la suficiente carrerilla para seguir avanzando. Si afirmar algo se convierte en uno de los días más importantes de tu vida. Si descubres que puedes compartir tus sueños. Si esos sueños se vuelven realidad. ¿Todo eso puede ser obra del destino? No tengo la menor idea. Pero suponiendo que sea así, una nueva página se está escribiendo. No sé como continúa, pero sí sé como termina. Y no puedo más que decir "gracias, destino".

1 comentario:

Pati dijo...

Me has hecho llorar..! y solo son las 8 de la mañana!!!!