Spiderman: la araña hombre

Era yo un tierno niño con actividades propias de la edad (haciendo una tesis para la carrera de medicina, tocando el piano, acudiendo como invitado a la mansión Playboy...), cuando llegó hasta mis manos un ejemplar en blanco y negro de un cómic que contaba las aventuras y desventuras de un joven llamado Peter Parker que, tras ser picado por una araña radiactiva, conseguía las habilidades del insecto. Había "nacido" Spiderman, y desde entonces hemos crecido juntos. No me he perdido ni un momento de su vida. Algunos inolvidables, como la muerte de su primer gran amor Gwen Stacy a manos de El Duende Verde, su transformación en araña con 8 brazos, el momento en el que desvela su verdadera identidad a Mary Jane (algo que la buena de MJ ya sospechaba), la boda con ella, el tiempo que pasó enterrado vivo y suplantado por Kraven El Cazador, su aventura en Secret Wars y posteriormente su cambio de look con aquel traje negro alienigena que daría como fruto a uno de los mejores supervillanos del trepamuros como es Veneno...Todos esos momentos tienen una fuerza que les hace únicos en la historia de Spiderman y que, por lo tanto, hacen único al personaje. A través de sus páginas y de sus distintas colecciones, han desfilado autores de todo tipo, desde los más mediocres hasta los más punteros. Recuerdo, no por ser el mejor, pero sí el que revolucionó el aspecto de Spiderman, la etapa de Mc.Farlane. Empezó a mostrarnos a un hombre araña sobrevolando la ciudad en posturas imposibles y con un efecto en la telaraña que la hacía como más orgánica, de alguna manera, más creíble. Actualmente hay un señor llamado Michael J. Straczynsky a los guiones que me parece un gran escritor. Formó tándem con John Romita Jr. y fue una de las mejores etapas que recuerdo en la colección. Michael decidió que sería buena idea profundizar más en el aspecto arácnido del personaje, y lo envolvió de misticismo y misterio. Hasta llegar a la saga "El Otro". Saga que, para un servidor, no ha cumplido con las espectativas que ofrecía. A todos nos gustan los cambios, son necesarios para no caer en la mediocre rutina, pero después de esos cambios en los que el impacto y lo inesperado nos hace disfrutar, creo que nos gusta volver a la normalidad y esperar el siguiente "golpe de efecto". En este caso, las consecuencias posteriores de "El Otro" parece que traerán algo más que un simple cambio, y no me convence en absoluto. Pero lo que menos me gusta por el momento, es ver a Spiderman en la mansión de Los Vengadores. Está claro que el trepamuros no encaja con ese grupito mediático del mundo superheroico (ya no digo nada de Lobezno). No quiero ser negativo, puesto que la saga acaba de concluir y tanto Straczynsky como Peter David continúan en los guiones, lo que es toda una garantía de calidad. Eso sí, que alguien me explique por favor como un dibujante tan malo como Pat Lee puede acabar en Marvel y encima dibujando a Spiderman.







1 comentario:

AstroGuaje dijo...

Ya estas linkao, la proxima vez que me hagas una propuesta indecente curratelo con bombones o flores :P ( chiste malo )

Un saludo¡¡¡