El hombre murciélago de Lapham

Es curioso. Hace unos días escribía aquí sobre Daredevil y sus distintas etapas relacionadas estrechamente con sus distintos autores. Ahora voy a escribir sobre Batman y he caído en la cuenta de que ambos personajes tienen ciertos parecidos. Matt Murdock perdió a su padre asesinado por no caer en un combate de boxeo amañado, Bruce Wayne perdió a sus padres asesinados en un callejón por un ladrón. Matt Murdock tiene una gran fortuna conseguida con esfuerzo al convertirse en un gran abogado, Bruce Wayne tiene una gran fortuna conseguida de la herencia familiar. Matt Murdock es el vigilante enmascarado Daredevil, cuyo uniforme simula el de un diablo, símbolo que ayuda a aterrorizar a sus enemigos, Bruce Wayne es el vigilante enmascarado Batman, cuyo uniforme simula el de un murciélago, símbolo que ayuda a aterrorizar a sus enemigos. ¿Y sus etapas? ¿También es Batman un personaje de etapas? Bueno, a lo largo de su dilatada carrera, el hombre murciélago ha contado con muchos autores, y algunos supieron tratar mejor que otros al personaje, como Jim Aparo, Neal Adams, Norm Breyfogle, Alan Grant, John Byrne, Alan Davis, Jeph Loeb, Jim Lee, Tim Sale y, como no, Frank Miller, entre otros... Yo considero a Batman más un personaje de obras que de etapas. Batman -Año Uno- de Miller y Mazzucchelli, con el origen de Batman según Frank; Batman -El Regreso de El Señor de la Noche- también de Miller, con un Batman ya viejo que debe volver a enfundarse el uniforme de el hombre murciélago para salvar a Gotham, obra que años después tuvo su secuela también de Miller, pero que no estuvo a la altura de la primera; Arkham Asylum de Grant Morrison y Dave McKean, una historia oscura e insuperable en la cárcel más terrorífica conocida; Batman -Gritos en la Noche- de Archie Goodwin y Scott Hampton, otra excelente obra que nos trae a un Batman enfrentado a un peligroso asesino; Batman -El Largo Helloween- de Jeph Loeb y Tim Sale, con la continuación en Batman -Dark Victory- de los mismos autores, dos estupendas obras con todo un desfile de sus enemigos más representativos; Batman -Ciudad Rota- de los excelentes autores de 100 Balas, Brian Azzarello y Eduardo Risso; Silencio de Loeb y con un Jim Lee brutal en los lápices y donde nació un nuevo e interesante villano; incluso hemos podido ver a Batman enfrentado a Drácula de la mano de Doug Moench y Kelley Jones o enfrentado a Depredador de la mano de Dave

Gibbons y Andy Kubert. Seguro que me olvido alguna, espero que me lo perdonéis. Pero quería centrarme en la actualidad, pues en la colección regular que Planeta DeAgostini comenzó hace unos meses, y que engloba juntas las diversas colecciones que Batman tiene en los USA, ha empezado la etapa de uno de los mejores autores del género negro, David Lapham. Creador de la estupenda serie Balas Perdidas (que aún se sigue editando en España de forma aperiódica) y de la novela gráfica Mátame. Lapham es el autor ideal para Batman, al menos en lo que al guión se refiere, pues en el apartado gráfico cuenta con el dibujante Ramón Bachs, cuyos dibujos son buenos pero lucirían bastante más si la edición de Planeta DeAgostini contase con un mejor papel. Lo dicho, David Lapham es un maestro en el tratamiento de personajes, en introducirse en las distintas personalidades de todos los que forman una buena historia (no sólo el protagonista), de crear historias duras, tétricas, pero sin olvidar el tono realista. Con Lapham en Batman vamos a disfrutar de un hombre murciélago como hacía tiempo no disfrutábamos. Así que, aunque no sigáis la colección, haceros con esta etapa (al final resulta que Batman también tiene etapas después de todo), porque de lo contrario lo lamentaréis.

4 comentarios:

Martiño dijo...

Pues estoy de acuerdo en que Batman es un personaje más de autores que de etapas, desde Bob Kane-Bill Finger hasta David Lapham.

Apunto The Cult del duo Starlin-Wrightson, que me desasosegó bastante la primera vez que lo leí, y me pareció una historia correcta para Batman.

Y menos mal que ha llegado Lapham,porque los primeros tomos publicados por Planeta de Batman, no había por donde cogerlo.

Un Joker tristón... vamos...

Un saludo.

David Braña dijo...

Pues sí, una de las obras que olvidé fue The Cult :D Coincido también en que los primeros números de la colección de Planeta eran flojitos, el hombre murciélago se merece autores mucho mejores. Un saludo!

El hermano Vudú dijo...

Yo creo que has hecho una buena revision de Batman, y todas las obras que mencionas son buenas. A mi me impacto tambien Año 2 con Alan Davis y Macfarlane, las diez noches de la bestia con Jim Starlin. Presa de Doug Moench y Paul Gulacy, Gothic de Morrison, La broma asesina de Alan Moore y Bolland, La etapa de Rucka tampoco esta mal (aunque no la pude concluir por pelas).
Tb soy un gran fan de David Lapham, por eso ansiaba este Batman, pero mira por donde no me ha gustado, no se si por muy complicado o que pero por ahora lo publicado en españa (unos 12 numeros USA) no me acaba en el guion. Que os parece esa saga a los demas?. Un abrazo

David Braña dijo...

Dios!!! La Broma Asesina!! He olvidado La Broma Asesina!! Con lo que me gusta ese cómic!! Bolland está magistral... Colleja para mí! :D