Pensando en el futuro...


Esta semana, como es habitual a principio de año, ha tocado inventario en la empresa donde trabajo. El encargado se ha encargado (valga la rebundancia esa) de dividir a los trabajadores en parejas para que fuésemos contando y recontando todo lo que había a nuestro paso. A mí me ha tocado con un compañero muy aficionado al cine y la lectura, tanto de libros como de cómics. De hecho, es habitual entre nosotros dos que nos intercambiemos algún que otro cómic y que debatamos sobre ellos. En esta ocasión no iba a ser diferente, sobre todo cuando nos íbamos a pasar toda la jornada laboral cuenta que te cuenta. Por algún motivo que ya no recuerdo, salió a relucir el tema del futuro. Hablamos sobre lo que cada uno de nosotros entendía que iba a ocurrir en un futuro no muy lejano (por no muy lejano me refiero a 200 ó 300 años), y lo que deseábamos que ocurriera. Nos dimos cuenta que el presente actual también fue un futuro en el pasado, y que en muchos aspectos han coincidido cosas que algunos se atrevieron a preveer, pero que hay cosas que jamás se imaginaro y aquí están. Por ejemplo, en películas y/o libros en los que se mostraba el año 2000, que era el límite del futuro, el año de la ciencia ficción por excelencia, nunca se habló del teléfono móvil, algo que ha irrumpido en nuestras vidas abriéndose paso con un éxito que pocos o nadie vaticinaban. Bueno, la charla estuvo muy bien, el tiempo pasó mejor y nosotros seguimos contando y recontando con una efectividad envidiable (aunque esté feo que lo diga yo). Y me quedo en el futuro, o más bien imaginando el futuro, porque no puedo pasar por alto la serie animada que mejor aborda este tema. Me refiero a Futurama, del creador de los Simpsons, Matt Groening. Esta serie se centra en el año 3000 y en ella ya se viaja en naves espaciales y se hacen recorridos entre planetas con la misma facilidad con la que ahora se coge el bus o el coche para desplazarnos. Groening nos muestra un futuro en el que la lógica a veces no tiene cábida, sólo la imaginación y el humor. Un humor mucho más ácido, si cabe, que en los Simpsons. Sus protagonistas son un grupo de lo más variopinto, que se dedican al negocio de la mensajería estelar, llevando así cualquier mensaje ó paquete a cualquier mundo con la nave Planet Express. Así la tripulación está formada por:

-Phillip J. Fry: un humano del siglo XX que fue congelado por error (lo que se conoce como criogenización) y despertó 1000 años después, en el 2999. Intenta adaptarse a su nueva vida en el futuro
-Leela: la capitana de la nave, con mucho carácter, valiente y luchadora y con un sólo ojo, ya que es una cíclope.
-Bender: es un robot creado con latas de cerveza, gruñón, delicuente y que necesita ingerir grandes cantidades de alcohol a diario para mantenerse engrasado, de lo contrario se oxida. Su caracter recuerda en muchos aspectos a Hommer Simpson, lo que le ha convertido en el personaje más querido y admirado de la serie.
-Profesor Hubert Farnsworth: Científico y dueño de la empresa Planet Express.
-Zoidberg: es una langosta alienígena y el médico de la compañía Planet Express.
-Amy Wong: Estudiante de ingeniería y becaria del profesor Farnsworth en Planet Express.
-Hermes Conrad: Abogado y contable de la empresa Planet Express.
-Zapp Branigan: Capitán de la Orden Democrática de Planetas (DOOP). Se cree el hombre más seductor e irresistible del universo, pero la realidad es que es un cobarde y palurdo, aunque eso sí, no es consciente de ello y por eso resulta muy divertido.
-Kiff: Primer oficial del capitán Zapp Branigan, extraterrestre de voz aguda que suele estar de mal humor o deprimido.

Con semejante repertorio de personajes bajo la batuta de Groening no es de extrañar que Futurama se haya convertido en la visión del futuro más divertida jamás contada. Creada en el año 1999 en los USA, en la actualidad se puede seguir en España a través de La Sexta o La Fox.

2 comentarios:

Zorikaan dijo...

Esa serie es muy pata... pero te has dejado dos de las cosas mas impactantes de la serie:
1- el professor es el NIETO de Fray
2- Fray viaja al pasado y se acuesta con su abuela, siendo su propio abuelo, osea nieto, es decir...joeeeeeee!ya me deuele la cabeza.
Es una serie muy ingeniosa, tratando temas por excelencia de la ciencia ficción, pero al burro que mola más!

David Braña dijo...

Es verdad! Sabía lo de que Fry es el abuelo del profesor, pero se me pasó :D Gracias por esa aclaración, chavalote.