Fútbol es fútbol

Eso dijo Vujadin Boskov, un jugador de fútbol y entrenador serbio, ya retirado. Y es que con la reciente Eurocopa últimamente he visto muchos comentarios al respecto sobre la euforia desatada, las primas, etc...
A mí me gusta el fútbol, y me gustan los cómics, y el cine, y la música, y las patatas fritas... Y no me avergüenzo de ello. No soy un futbolero de los que consideran el fútbol una religión, aunque como dijo alguien una vez: "el fútbol es la única religión que está formada por ateos". Si puedo ver un partido del Barça, el equipo que he seguido siempre, lo veo, sino pues no. No antepongo un partido a otras cosas, a no ser que sea un partido trascendental como un clásico, una final... Pero si los demás lo hacen o a los demás no les gusta el fútbol, pues vale, lo respeto, cada uno que haga lo que le dé la gana.
El problema de fondo en este tema es que la mayoría de las veces se mezcla este deporte con otros temas que no tienen nada que ver, sobre todo con la política. Puede ser muy discutible que el presidente (por llamarlo de alguna manera) de este país, que los periodistas de este país, utilicen las victorias y los grandes logros de la Selección para sus propios fines. Uno para sumarse un tanto en Europa, otros para vender periodicos o conseguir más audiencia en debates llenos de demagogia y ganas de encrispar a un país que ya está bastante dividido. Pero nosotros, los aficionados o los no-aficionados, debemos estar por encima de eso. El fútbol es un deporte y como tal debe ser respetado. Si a eso sumamos que es el deporte más universal que existe, pues por lógica también es el que más repercusión tiene. No creo que nadie olvide los momentos difíciles que estamos pasando por celebrar un gol, haría lo mismo si la situación fuese otra (como en anteriores torneos). ¿O es que no debemos ir al cine, a tomar una copa o ir a un concierto porque estamos inmersos en una crisis económica? Nadie debe evitar disfrutar de un momento si tiene la oportunidad, cómo lo disfrute es cuestión de cada uno.
El fútbol tiene cierta magia, la magia de ver a niños pobres en las calles golpeando un balón y sonriendo, la magia de quedar una tarde con tus amigos y disfrutar con un partidillo, la magia de correr y ejercitar tu cuerpo en vez de meterte algo menos recomendable en el organismo... El fútbol no tiene nada de malo, al contrario.
De acuerdo en que se barajan cifras de vértigo, jugadores primados por ganar un torneo, etc... Y en ese aspecto no estoy de acuerdo en muchas cosas, pero a mí me gusta el fútbol como deporte, lo demás es muy discutible. Pero también es cierto que, por ejemplo, "Los Vengadores", la película más taquillera en la historia del cine, costó 260 millones de dólares y no vamos al cine pensando en eso precisamente, sino a pasar un buen rato.
Estoy un poco cansado de tantos comentarios oportunistas sobre los aficionados al fútbol, como si fuésemos monstruos sin sentimientos ni cerebro. Y lo que más lamento es que muchos de esos comentarios o chistes son realizados por gente, compañeros, amigos, aficionados, a los que les gustan los cómics. ¿Es que no habéis aprendido nada cuando alguien dice lo de "los cómics son para niños" o "el cómic no es arte" o tantos otros comentarios de este tipo, que se hacen sin respeto ni información?
A mí me gustan los cómics, soy guionista, editor, aficionado... Pero también me gusta el fútbol.
Disfrutemos, dejemos disfrutar y seamos críticos con los que realmente lo merecen.

VISCA EL BARÇAAAA!!!

3 comentarios:

ROBERTO dijo...

No podría estar más de acuerdo David...
Yo crecí con los tebeos, sigo amando los tebeos y pretendo seguir haciéndolos si la cabeza me deja, pero también crecí con un balón de fútbol, he jugado toda mi vida y aún lo hago cuando el cuerpo me deja.

¡Un abrazo!

Nuria Braña dijo...

Me encanto el partido y disfrute del buen juego, como siempre que se hacen bien las cosas.
Viva el deporte, en general, y todo lo que nos haga disfrutar.

Anónimo dijo...

Hay un anuncio muy bueno en el que se van diciendo topicos:
"A mi esos no me dan de comer" "son unos mercenarios" etc...
Despues dicen Pero en cuento empieza a rodar la bola todo se olvida...
Tienen mucha razon.
La gente se queja de los sueldos de los jugadores pero nosotros somos parte del "problema" cada vez que nos ponemos delante del televisor por un partido o compramos una camiseta.:-)
Y que gane el Barça por Dios.ZEKE