Crónica Xornadistaourensana

ADVERTENCIA: Todo lo aquí narrado es ficción, en caso de que los hechos coincidan con la realidad, no es más que una coincidencia.

Corría la mañana del 7 de octubre. Corría tanto que pasé de seguirla y decidí dirigirme hacia la estación de trenes, lugar habitual donde recoger a mi tocayo y compañero de aventuras: David Buceta. Después de un refrigerio mañanero para coger fuerzas y despejarnos (sobre todo Buceta, que había dormido dos horas escasas), nos armamos de valor y coraje y emprendimos el viaje (¡toma emparedado!). Una horita después estábamos en Ourense y una horita y unos minutos después, habíamos llegado a la librería especializada El Sindicato del Cómic. Nos presentamos a los libreros antes de que llamaran a la policía, después de hacerlo querían llamar al ejército, pero al final todos acabamos siendo amiguetes y Buceta y un servidor se interaron en la tienda, en la sala habilitada para las presentaciones, donde estaba ya Manel Cráneo dándolo todo por la causa (que no es otra que hablar de las publicaciones de la galardonada Demo Editorial). Junto a él, Brais Rodríguez, para presentar su cómic A man do diaño (Premio Castelao 2011). Después de la presentación, siguieron los vinitos y la empanada, y los vinitos y el aperitivo, y los vinitos y... (aquí tengo lagunas...). Comimos lo que nos pusieron que fue lo que pedimos, la verdad es que todo estaba muy rico. Como nos tocaba dar la charla a las 18:30, Óscar (parte activa de la organización del evento), nos propuso dar una vuelta y ver la expo en La Casa de la Xuventude, dedicada al fallecido Benito Losada. Y como nosotros somos fáciles de convencer, aceptamos. Y valió la pena, tanto la expo como la ruta turística posterior que hicimos con la compañera "dibujanta" Idoia de Luxán, la cual nos soportó estoicamente durante una hora y eso se merece un agradecimiento (gracias).
Por fin llegó la gran hora (o más bien media hora). El tocayo y yo salimos a la palestra, a hablar sobre nuestras "criaturas" (y ya se sabe, en esos momentos a uno se le cae la baba de lo orgulloso que se siente de ellas), y al terminar incluso nos aplaudieron y se pusieron en pie (a no, que la mayoría ya lo estaban).
Luego despedida, vuelta a Vigo y hasta el próximo encuentro.
Acabar dando las gracias a todos por el trato, porque hubo un ambiente genial, y en especial a los amigos de El Sindicato del Cómic por acogernos y a Óscar por darnos la oportunidad de dejar nuestra huella en Ourense (esa ciudad no volverá a ser la misma).

Las banderas al viento

Esperando a que alguien me traiga el champú

Señalando la portada del SDL después de que Buceta me amenazase de muerte

¡Vertigo!

La calle de la xuventude viendo "El arco de las historietas"

Calentando motores...

¡A todo gas!
Tope famosos...


5 comentarios:

Juan Alarcón dijo...

Cómo mola. Lo del arco de las historietas ha quedado muy gracioso.

ROBERTO dijo...

Como todas las crónicas que haces, genial.

Nuria Braña dijo...

Yo quiero un autografo!!
Felicidades

zeke dijo...

Acabo de verte en la tele presentando el Arca 2.:-)

David Braña dijo...

Hola, Zeke. Sí, repiten el programa varias veces durante la semana. A ver si cuelgo la entrevista en breve...