El monstruo de Austria

Una nueva muestra de que la realidad supera siempre a la ficción. Ni con la imaginación más enfermiza sería alguien capaz de inventar algo así.

5 comentarios:

carmen (barcelona) dijo...

Y esta realidad nadie la vio, es increíble; hasta los detectives más ineptos de la ficción usan deducciones y les alertan más pequeños detalles que a los ciudadanos "normales" que pisamos cada día el asfalto de nuestro barrio,....

Anónimo dijo...

seremos llamados 3° mundistas aqui en America indios primitivos etc. pero aun nos importa lo que pase en nuestro medio no vivmos con la indiferencia que es un delito mas grave pues un enfermo no tiene juicio se supone que la comunidad si le tendria no es este el caso ciudadanos normales no pueden tildarlos son una comunidad enferma

David Braña dijo...

Bueno, yo personalmente no os etiqueto con nada, merecéis todos mis respetos. Sobre lo ocurrio en Austria, me parece muy grave que se culpe al pueblo, cuando no hay pruebas de que alguien supiese lo que estaba ocurriendo. Quiero pensar que si alguien lo hubiese sabido, lo habría informado a las autoridades. Creo que todos cuantos hemos conocido la noticia, nos cuesta creer que alguien sea capaz de semejante atrocidad, y esa incredulidad es lo que a veces, inconscientemente, te convierte en un "ciego". Saludos.

Dani Egido dijo...

Solo unos cuantos os llaman así y os tratan con desprecio.
Me parece un error generalizar y culpar a toda una sociedad de algo que no tienen culpa por simple venganza.
Si no existen pruebas de que alguien se diera cuenta de lo que ocurria no se puede culpar a nadie de que lo dejase hacer voluntariamente, y si existieran, únicamente merecerían juicio tales personas; no toda Europa.

Saludos

carola (chile) dijo...

de solo mirarle a la cara a ese CTM... me meo.. me angustio y me da asco... el solo hecho de imaginar las cosas que iso me repugna... no.. la sociedad no tiene culpa... es su mente enferma... deberian castrarlo a sangre viva... por desgraciado... esa gente deberia ser quemada...viejos cochinos... asquerosos... repugnantes...