COMO SER GUIONISTA DE CÓMICS Y NO MORIR EN EL INTENTO (reflexión personal)

Nací hace 33 años en Barcelona. Allí viví hasta los 8, pues me mudé con mis padres a un pueblo costero en la provincia de Girona. Pero aún a mi corta edad, ya había empezado mi relación con los cómics. Por aquel entonces mi hermano mayor solía traer cómics a casa, procedentes de uno de aquellos quioscos de antaño donde tenías la opción de intercambiar cómics, así podías leer cada semana novedades sin necesidad de por ello desembolsar un duro. Nada más leer un cómic de Spiderman, que entonces editaba Vértice en blanco y negro, me apasionó. Desde entonces hasta ahora, he seguido las aventuras del trepamuros y continúa siendo mi personaje superhéroico preferido. Una vez mudado, no tuve más remedio que empezar a comprar cómics con la paga semanal y me convertí realmente en un coleccionista. Años más tarde, con unos 15, me regalaron una máquina de escribir Olivetti. En poco tiempo le saqué partido al estupendo regalo. Empecé a escribir aventuras en forma de relato sobre mis amigos más cercanos y un servidor. Eran aventuras imposibles con las que luego nos divertíamos todos juntos leyéndolas. De ahí pasé a la edición de un fanzine que bauticé con el nombre de Auténtico y donde, dos de esos amigos, hermanos entre sí, dibujaban mis guiones sobre dos personajes de corte superhéroico. Recuerdo que me pasaba noches enteras recortando y pegando (lo que técnicamente se conoce como maquetación) las páginas de Auténtico, con una ilusión increíble. Tenía ante mí una idea propia que tomaba forma sólida y que se convertía en un producto que había salido de un enorme esfuerzo mío y de mis compañeros. Ese fanzine llegó hasta su número 8, no podía seguir perdiendo dinero por mucho que mis ilusiones continuasen intactas. Pero bueno, tiempo después volví a llenarme de valor y ataqué con un nuevo fanzine llamado Indispensable. Para entonces la informática había mejorado (aunque nada que ver con los medios con los que ahora contamos, por supuesto) y la maquetación era de mayor calidad. Pero 4 números después volví a abandonar. Seguía escribiendo, puliendo mi estilo, absorbiendo estilos y técnicas de los guionistas que más me atraían (Frank Miller siempre ganaba por goleada en ese apartado). Participé en un concurso de cómics de Cornellà de Llobregat en Barcelona y quedé finalista. Luego contacté con la editorial zaragozana Burz Cómics y me lanzé a la aventura de la autoedición con un cómic llamado Black Clark con los dibujantes Hernan Fino y Javier S. Aranda. Como siempre, las expectativas fueron mucho mayores que el éxito final. Durante una temporada dejé de escribir, más por falta de tiempo y medios que por ganas. Estaba seguro de que, un día u otro, volvería al mundillo con más fuerzas. Y así fue, nuevamente volví a mudarme, hace casi 4 años que vivo en Vigo, y ha sido en esta etapa de mi nueva vida donde he empezado a encontrar un camino que me satisfaga en la escritura de guiones. He conocido a muchas personas en estos últimos años, la mayoría autores como yo, y la mayoría dibujantes. Me he hecho socio de la AACE (Asociación de Autores de Cómics Españoles) y he creado numerosos proyectos. Estoy en un momento en el que sé lo que puedo dar, lo que puedo aportar, al mundo del cómic. Conozco mi estilo, me siento cómodo con él, sé cuales son mis virtudes y cuales mis limitaciones. El año pasado gané un concurso con un dibujante de Vigo y en la actualidad estoy preparando un proyecto para una independiente de USA. Me siento capaz de todo, pero por otro lado me siento limitado por todo. Es como si tuviese alas y me las atasen para que no pudiese levantar el vuelo. ¿Por qué? Pues repasando el panorama actual editorial en este país, la verdad es que no es muy propicio para los autores españoles. Sobre todo si son guionistas como yo, los cuales siempre tenemos muchas más dificultades de mostrar y hacer valorar nuestro trabajo que los dibujantes. El mercado de cómics se lo reparten las grandes editoriales, lanzando novedades sin contemplaciones sólo para saturar el mercado y ofrecer menos oportunidades a sus competidoras directas. Eso, visto por el simple aficionado de la lectura de cómics, está muy bien. Mayor variedad, mayores opciones de compra. Pero la realidad es que el mercado no va tan bien como puede parecer, y esa guerra de las grandes editoriales lo único que hace es dificultar aún más las posibilidades de editoriales pequeñas. Las cuales, por otra parte, son las únicas que corren un cierto riesgo con los cómics que editan y con los autores, la mayoría sin ese renombre que atrae las ventas en masa. De vez en cuando, las editoriales pequeñas editan pequeñas joyas que pasan desapercibidas hasta que el autor de ese cómic empieza a convertirse en un autor conocido y entonces todo el mundo se fija en esa obra, posiblemente reeditada por una grande. En fin, la ley del más fuerte reparte su particular justicia como es costumbre. Además, si te molestas en enviar muestras de distintos proyectos, la mayoría de las veces obtienes un silencio sepulcral por respuesta. Ni un "no", ni un "sí", sólo un " ". Ni un intento de guiarte por el camino correcto, ni de darte un consejo, ni siquiera de mandarte a paseo por pesado. NADA. Y cuando crees que has encontrado a alguien serio, que entiende el mercado y el mundillo y que se atreve a probar con autores del país, resulta que es un payaso que no tiene ni idea de nada y que te ha hecho perder un tiempo y unas ilusiones que no podías desperdiciar. Así que las mayores opciones son enviar muestras a editoriales extranjeras, francesas y norteamericanas. Y allí normalmente te responden sea cual sea la decisión editorial e incluso consigues editar algo. Por lo que estoy pensando en lanzarme nuevamente a la autoedición, aunque el suicidio premeditado nunca da un buen resultado. Por si fuera poco, un guionista necesita obligadamente un complice que le dé vida en forma de dibujos a sus ideas, osea un dibujante. Todos los dibujantes con los que estoy "asociado" en algún proyecto me parecen estupendos y los considero colegas, pero tengo que decir que a veces me da la sensación de ser un "segundo plato" de algunos, pues veo como pasa el tiempo y no llegan páginas ni resultado alguno de lo que para mí era y es buen guión. Y a estas alturas el tiempo es algo que no me apetece demasiado dejar pasar, porque pasa demasiado rápido. En fin, que no sé cuanto aguantaré con las alas atadas, en cualquier momento puede que me las corte y me olvide de volar a algún sitio. Ese día será muy triste para mí, os lo puedo asegurar. ¿Sabéis lo que se siente al subir a una colina y gritar hasta que no te queda voz? Luego bajas y te sientes mucho más agusto. Pues así me siento yo ahora.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Persevera, aunque solo sea como un hobby seguro que haciendo lo que te gusta encuentras satisfacción personal y solo por ese motivo ya valdría la pena.

Oye, me ha picado la curiosidad cual era ese dibujante de Vigo? también es mi ciudad.

David Braña dijo...

Gracias por tus ánimos :D El dibujante es Pablo Leirós, actualmente no estoy en contacto con él. Saludos.

David Braña dijo...

Por cierto, por tu perfil eres autor también ¿no?

Anónimo dijo...

No que va, tengo la afición pero no le dedico apenas el tiempo que me gustaría para poder decir que me lo tomo en serio.

Gracias por linkarme, pondré el blogroll pronto, estoy añadiendo hacks, todavía no he etiquetado todas las entradas al migrar a beta blogger, etc, pero eso también está en mi lista de cosas pendientes.

melkart dijo...

Llevo más de 24 horas pensando en los comentarios que he leido en tu blog. Y lo peor es que sigo igual que al principio. Mi primer instinto, no lo dudes, es un apoyo incondicional a las personas que se vuelcan en realizar sus ilusiones. Pasión es una palabra que se queda corta para definir mi unión a los comics, pero me falta talento. Me muevo en esa orbita, conozco autores de comics, me gusta ir a salones, reuniones, en fin, me mueve la ilusión. Pero el tema profesional...ay, ganarse la vida así, que duro es, que esfuerzo tan atroz.
Si escribo aquí, es porque una de las cosas que me impacto al leerte fue la indiferencia de los editores, ni tan siquiera una negativa.

Bueno, no te aburro más. Bajo mi punto de vista eres poco menos que un heroe. Mis saludos.

David Braña dijo...

Pues muchísimas gracias, amigo melkart, de verdad. Sigue con esa pasión sin dudarlo, porque es lo mismo que siento yo y si mi faceta artística a veces me da disgustos, siempre tendré algún cómic en mis manos para sumergirme en él y superarlo :D Y por supuesto, escribe siempre que quieras.

Nano Fino dijo...

Pues que tema david... aquí en Argentina yo ya me he desligado bastante del asunto de autoedicion y el mundillo local, es como si esa pequeña maquinaria que funciona aca mueve intereses de quienes menos se interesan en el comic, o tal vez no exista casi mercado. No lo se.

Lo que si se es que, aqui o en otra parte, algun dia llegaré a algo, no se de que magnitud... pero lo algun dia llegaré! quien dice, tal vez lleguemos juntos ;)

Salutes!

Anónimo dijo...

TIOOOOOOO!!!!!

Nano no te pongas de esos animos, que, joé, desde tan lejos jode no poder verte!!!!

En fin, no seas tonto. Si alguna vez lo dejas perderás una buena parte de ti, aunque no lo creas las cosas que escribes siempre llegan a mas gente de la que crees.

Aquí ya hay colegas asiduos a tu blog, pero muy perros para escribir, lo que no se es si les podremos sacar pasta...JEJEJEJE!!!!

Lo que haces es valiente, no todo el mundo se atreve, y aunque al final y peor de los casos solo lean tus escritos familiares y amigos, piensa que todos recibimos tus escritos muy ilusianados, y además a mi me pones los dientes largos porque me encantaria saber escribir!!!Ni una mala práctica escribo bien!!!snif...snif...

Haber si me envias algo!

Saludos y hasta nadal!!!FUM FUM FUM

julkillo dijo...

Joder David,te lee uno y no se sabe qué hacer si darte un abrazo y muchos ánimos,darte el pésame o mandarte a tomar...por hacernos sentir culpables a los que le didicamos cuatro ratos a coger un lápiz,yo te entiendo,sé lo que es pasar por ahí y podría decirse que he abandonado el sueño de dibujar profesionalmente...hasta que me levanto por la mañana,voy al curro y me prometo que sí,que esta vez sí que no voy a dejar pasar más tiempo..hasta que llega la noche,estás reventado de currar,los niños no parar degritar,digo de jugar,te pones a comentar con la pareja cómo te ha ido el día y cuando te das cuenta estas sobando en el sofá y el despertador amenaza de nuevo,y vuelta a empezar,por eso te comentaba que estoy en proceso de retomar los lápices pero no me comprometo con nadie,nunca me ha gustado dar falsas ilusiones ni mucho menos dejar trabajos a medias,tu me conoces y sabes como soy,en fin animo y al toro,que tampoco es cosa de obsesionarse,al fin y al cabo casi nadie trabaja en lo que le gusta,mal de muchos.....abrazos(permanezco en sintonía)

David Braña dijo...

Bueno, me alegro que al final te decantases por la opción del abrazo jejeje... Te entiendo hombre, de verdad. Desde luego no culpo a nadie de nada y voy a seguir dando la brasa mientras me quede un mínimo aliento. Un abrazo pa ti también.

julkillo dijo...

de todas formas cuando te sobre un guión de pocas páginas o quieras presentar algún proyecto ya sabes donde estoy

Nano Fino dijo...

pues como dice julkillo, a mi me pasa parecido... uno debe poner primero el curro, la familia (o novia en mi caso), la facultad y demas quehaceres...
Tal vez alli esta la problematica del lapiz... el tiempo a dedicarle.
Me habian consultado por una serie regular una gente de aqui, pero ni cerca de poder hacerlo, como hago para sacar 22 paginas por mes, a lapiz y tinta, o cada dos meses? es humanamente imposible cuando curras, y cuando le sumas a eso la facultad (a mi novia ni la cuento, que me soporta bastante).
Por eso trato de no tomar, tambien yo, compromisos con deadlines o proyectos largos.
Pero como decia antes, alguna vez lograre algo, no se si sera grande, si llegare a dedicarme a esto full time, pero que andare cerca, no lo duden :D

Zorikaan! pues si te vienes a Argentina te invito unas cervezas je!

salute

David Braña dijo...

A julkillo: OK tío, te tendré en mis pensamientos (¡oig que bonito! :D)

A Nano: seguro que llegas a algo grande porque te lo mereces. Y espero estar yo allí presente :D A zorikaan ya le convenceré yo de que vaya a Argentina y que me pague el viaje de paso pa que lo acompañe jejeje... (es mi sobrino)

Nano Fino dijo...

juas!! no me digas que estoy llevando por mal camino a un sobrino tuyo.. dime que es mayor de edad por dios!
por eso tenemos mala fama los argentinos... por eso y por la mano de maradona...
jaja

salutes!!
(esto ya parece un chat!! bienvenido sea!)

Zorikaan dijo...

Que sean más de una!!!
Argentina está en mi gran lista, esa que tenemos de destinos (yo aún no he empezado, pero cuando lo haga no pararé por casa)y parajes deonde queremos ir.
Además, un River-Boca o viceversa esta entre mis sueños más placenteros!XD
En fin, que no sea una birra, hasta que uno cae, aguanta más que eso!XD